sábado, 14 de diciembre de 2013

Descubiertos en Asturias(España) una de las mayores colecciones de animales de la península ibérica

Investigadores asturianos han conseguido recuperar uno de los conjuntos faunísticos de clima frío más abundantes de la península ibérica.
El yacimiento quedó al descubierto durante las obras de la Autovía del Cantábrico, dejando al descubierto una congregación de fósiles que han permitido a los científicos desenterrar los restos de más de mil restos pertenecientes a individuos de diez especies en un estado de conservación excepcional.
El cómo llegaron allí tantos animales se debe a que estos pasaron por una Dolina (una filtración de agua caliza, donde en una cueva se forman las estalactitas) la cual se derrumbó con los animales que estuvieran encima de la dolina. Al no poder trepar, suponiendo que los animales sobrevivieran al impacto, estos morían de hambre o ahogados por la falta de oxígeno y el ambiente pobre en oxígeno, aparte de que los restos quedaron sepultados por tierra hizo que estos animales quedasen conservados durante miles de años sin biodegradarse o ser dispersados y destruidos por la acción de depredadores tales como buitres.
Gran parte de los restos corresponden a animales jóvenes tales como crías de rinoceronte lanudo, una cría de mamut o un leopardo con incluso los dientes de leche.
También se recuperó un megaloceros (el llamado alce irlandés, un animal de taiga que podía alcanzar hasta 2 metros de altura hasta la cruz y unas astas que juntas medían hasta 3 metros y medio), un animal poco común en yacimientos ibéricos.
Puesto que los animales caían por azar en el agujero, el yacimiento de Jou Puerta aporta una muestra bastante representativa de la fauna de herbívoros que poblaba el área cantábrica durante el tiempo en que estuvo abierta la cavidad, que coincide con algunos de los episodios más fríos de la última glaciación.
Por qué hay solo un carnívoro frente a más de 33 especies de herbívoros se debe a 2 factores: Por un lado los carnívoros, al tener mayor visión espacial son menos proclives a caer en el tipo de trampa natural que incluyen simas. Por el otro la población de eslabones superiores de la cadena alimentaria (excepto algunas veces plantas/fitófagos) siempre es superior a un escalón superior en la pirámide trófica en un ecosistema sano.
La utilidad del hallazgo de estos herbívoros radica en que a partir de ellos se puede descubrir las especies vegetales que existían en ese periodo puesto que los fitófagos se adaptan difícilmente a comer plantas de distintos tipos.