viernes, 27 de diciembre de 2013

Coespeletia palustris, flor que se añade al registro oficial de la flora andina


Dos expediciones científicas realizadas a los páramos andinos, en la zona venezolana de Los Andes, han tenido importantes resultados científicos, de entre los que destaca el hallazgo de la hermosa y extraordinaria Coespeletia palustris, una especie de planta anteriormente desconocida que pertenece a la familia de las margaritas, pero de tamaño algo mayor y un aspecto diferente.
El descubrimiento es fruto del trabajo de investigadores del Instituto Smithsoniano, la Universidad de San Luis, ambas de Estados Unidos, y la Universidad de Los Andes en Venezuela.
Las especies del género Coespeletia son típicas de grandes altitudes. Seis de las siete especies descritas son endémicas de los Andes venezolanos. La séptima especie proviene del norte de Colombia, pero necesita una nueva revisión, según los autores del nuevo estudio. La mayor parte de las especies están restringidas a altitudes de entre 3.800 y 4.800 metros.
La Coespeletia palustris se encuentra en algunas zonas pantanosas de los ecosistemas de tundra de montaña que en Los Andes se denominan páramos, y es endémica de los Andes venezolanos. El páramo, entendido como ecosistema, típicamente está por encima de la línea de bosque continuo, aunque por debajo de la línea de nieve permanente.
El equipo ha determinado asimismo que la nueva especie tiene un estrecho parentesco evolutivo con la Coespeletia moritziana.
Incluso en tierra firme hay muchos ecosistemas que no han sido aun explorados en profundidad por los seres humanos. Por eso de vez en cuando aparecen tesoros desde el punto de vista biológico en forma de endemismos.