jueves, 16 de julio de 2015

Descubierto que la planta "carnívora" Nepenthes hemsleyana es en realidad coprófaga

No son desconocidas las asociaciones entre 2 seres vivos para lograr un objetivo común. En este caso la planta carnívora Nepenthes hemsleyana vive en una relación casi simbióntica con el murciélago Kerivoula hardwickii, el cual, si bien se descubrió que revoloteaba normalmente cerca de esta planta, se desconocía las razones que impulsaban al animal a ir cerca de esta blanta carnívora. También se extrañaban los científicos de la razón por la que la que la Nepenthes hemsleyana que es mala cazadora de insectos pudiera sobrevivir en ambientes pobres en nitrógeno. No obstante una investigación publicada en la revista "Current biology" ha demostrado que la planta obtiene una relación simbióntica con el murciélago en la cual, tras atraer al murciélago reflejando el eco del animal, le ofrece un refugio seguro y libre de la competencia de otros de su especie mientras el murciélago, al hacer sus actividades (orinar y otros menesteres) le da a la planta guano, el cual es uno de las mejores fuentes de nitrógeno del mundo. Otro dato curioso es que si ben son malas atrapando insectos porque no los atraen, solo el murciélago Kerivoula hardwickii es realmente capaz de posarse en esta planta carnívora, cayendo las demás especies animales en el fondo de la planta donde son digeridos. Con ello queda clara una relación simbióntica casi especializada.

E realidad a la planta le sale incluso más beneficioso alimentarse del guano dado que se ahorra tener que digerir el alimento, obteniendo con la misma cantidad de materia más nutrientes que si intentara atraer insectos para digerirlos.

jueves, 9 de julio de 2015

Las garrapatas. Seres con probabilidad de poder salvar especies en peligro de extinción

La verdad, muy poca gente y muy pocos animales pueden decir nada a favor de la garrapata.
Un exceso de esos seres es terrible y pueden desangrar a un alce convirtiéndolos en fantasmas de lo que eran e incluso matarlos. No obstante también pueden ser la vía de salvación de otros animales como especie.

En caso del lince ibérico, la necesidad de controlar cada individuo es prioritaria (dado que como animales en peligro de extinción que son, cada individuo es una gema y cada hembra en cinta es un diamante). No obtante, capturar a una hembra para tomarle la sangre ha demostrado ser contraproducente dado que el animal puede sufrir estrés y abortar.

No obstante, científicos de la universidad de Berlín han tenido una gran idea. El uso de las garraparas para monitorizar el estado del animal.

Los arácnidos a los cuales se ha asegurado que no sean portadores de enfermedades toman la sangre de forma imperceptible. No obstante no es buena idea soltarlas así sin más dado que si se pasan demasiado tiempo subcionando sangre, una sola garrapata como buen ser vampírico (o hematófago) que es, puede acabar siendo problemática y causando anemia al animal que se pretende salvar.

La solución de los científicos de la universidad de Berlín es introducirlos en envases donde no pueden salir y no dejan espacio para que las garrapatas introduzcan la cabeza en el animal, los cuales son metidos en una alfombra (a falta de una palabra mejor) de corcho, pero donde la garrapata si pueda picar y tomar la sangre del lince en este caso.

Una vez el animal se va del sitio donde descansa, se toma la sangre de dichas garrapatas para analizarla en laboratorio.

Si bien este sistema no se usa ya con el lince por el hecho de que ahora se puede comprobar por las heces si una hembra está embarazada, este sistema puede ser aún usado (excluyendo siempre aquellas especies de garrapata que inyectan neurotoxinas) en otras especies donde no se pueda usar el test de embarazo por heces.