domingo, 2 de febrero de 2014

Por consecuencia del cambio climático, los osos polares cambian su dieta.

Los osos polares son unos excelentes centinelas del cambio climático. La razón de esto es que su dependencia por el hielo para poder moverse y cazar hace que en temporadas cálidas, las cuales son realmente más largas a cada año que pasa, les resulta cada vez mas difícil conseguir sus presas y por lo tanto sobrevivir otro año. No obstante, según un estudio realizado por científicos del museo de historia natural de Nueva York ha revelado que estos animales están cambiando su dieta para sobrevivir
Este estudio ha demostrado que El extremo cambio climático no solo nos ha afectado a los seres humanos, sino a la vida animal y en este caso me referiré a los osos polares están aprendiendo a adaptarse a las condiciones.
El súper depredador caminante del hielo del Ártico ha cambiado temporalmente su dieta y la ha basado en plantas y animales que le ayuden a resistir en este momento y está dejando en segundo plano a sus presas habituales. Focas y sus crías y marsopas atrapadas en el hielo.
En 2013, investigadores de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales, realizaron una observación que los dejó atónitos, pues encontraron en una grabación que los osos polares se alimentaban de jóvenes gansos de nieve.
Así mismo, analizaron su excremento y se fijaron que su dieta había cambiado radicalmente gracias al calentamiento global, tanto que se toparon con restos de plantas y crías de gansos de nieve.
Los animales luchan para sobrevivir y por fortuna para la especie de los osos polares, estos están aprendiendo a adaptarse a los cambios que les ofrecen la naturaleza y el ser humano