viernes, 21 de febrero de 2014

Mi opinión acerca de los centros con animales salvajes en cautividad:

Como muchos sabréis, hace poco fue sacrificada una jirafa en Dinamarca alegando que esa jirafa podría hacer endogamia. Aprovechando esa desgraciada noticia haré un artículo expresando mi opinión personal acerca del tema de centros donde se tengan animales en un entorno controlado por personas.
Para empezar diré que estos centros inicialmente están configurados como lugares donde aquellas personas que no puedan permitirse viajar a su hábitat puedan ver a dichos animales, pero el hecho de tener a un animal en un espacio cerrado altera el comportamiento de un animal, por lo que esa función didáctica no existe y pondré una serie de ejemplos: Se sabe de casos de orcas en cautividad que han asesinado a varias personas u otras orcas como consecuencia de una mezcla de carencia de espacio (calculo que para que una orca viva relativamente bien en un estanque, este tendría que tener el tamaño de un estado de Estados unidos al tratarse de un superdepredador que de adulta no tiene enemigos naturales y que a la disposición de su apetito están prácticamente todos los animales de los lugares donde viven y que entren dentro del rango de su respiración) y la sensación de estos inteligentes delfines de estar encerradas o aisladas, cuando normalmente estos animales son extremadamente sociales y curiosamente no existen registros de ataques por su parte al ser humano en estado salvaje, pero si de que estas como otros delfines más pequeños o bien han ayudado en la pesca a las personas lanzando una presa común contra las trampas del ser humano, como puede ser cuando era legal la caza de ballenas, en donde las orcas conducían a los arpones humanos a las ballenas o casos de delfines y orcas que mandan contra redes humanas a especies de peces, los osos polares, por su parte son extremadamente perezosos porque están tan bien adaptados al frío que los climas templados o calientes los cuecen vivos dado que es un animal diseñado para generar y retener el calor que genera. Es decir, dependen del frío directamente y en los zoos si se mueven demasiado pueden morir por su propio calor.
Por otro lado se sabe a ciencia cierta que las poblaciones de tigres genéticamente más estables viven irónicamente en zoológicos y lugares particulares (he de decir que estos animales también alteran su comportamiento en cautividad hasta hacer una comparación de equivalencia a los gatos, los cuales en estado salvaje son ariscos entre ellos, pero en cautividad han mostrado tener un comportamiento más que social, tolerante entre ellos). Una reserva genética que en un futuro podría evitar la endogamia de las poblaciones salvajes de tigres y que gracias a estos no se extinguió totalmente la ranita de Darwin (la cual por una vez no se extinguió del estado salvaje por acción directa del hombre, sino por un hongo parásito que últimamente está amenazando a todos los anfibios del mundo).
Mi opinión personal acerca de los zoológicos es que si pueden ser útiles, pero no de la manera en la que están configurados en la actualidad, en los cuales se ven como un negocio en el que se saca rentabilidad exclusivamente por las visitas de las personas. Para que considere decente un zoo tendría que recrear el ecosistema en el que viven los animales que tiene (inclusive el clima) y dejar de ver a los animales como fuente de ingresos, sino como lo que son: Seres vivos que son por lo general salvajes y un tesoro que se ha de cuidar.