domingo, 16 de febrero de 2014

Descubierto una nueva especie de reptil marino.

Investigadores chilenos descubrieron unos restos óseos que corresponden a un nuevo tipo de plesiosaurio, un reptil marino de cuello alargado que habitaba en la sureña región del Biobío hace 65 millones de años.
Los paleontólogos, que publicaron los resultados de su investigación en la revista científica Journal of Vertebrate Paleontology, realizaron sus primeros hallazgos en 2001 y encontraron nuevos restos en 2009.
De gran tamaño y con un cuello no tan largo como el Aristonectes Quiriquinesis habitaba los mares del hemisferio sur durante la Era Mesozoica, que se inició hace 251 millones de años y finalizó hace 65 millones de años.
Científicos de la Universidad de Chile y de Concepción, de la Universidad de Heidelberg, en Alemania; la de La Plata, en Argentina; de la Universidad Marshall estadounidense y del MNHN, han colaborado en el rescate de este ejemplar.
Los paleontólogos han determinado que hay suficiente material como para compararlo con el cráneo de otro reptil que apareció en Argentina en 1991.
Pese a que aún no se conoce por qué la forma del cráneo es más ancha en estos reptiles del mar austral, los investigadores creen que está relacionado con la dieta.