miércoles, 23 de abril de 2014

Phintella piatensis, la araña que se protege mediante hormigas

En una obra de ficción un personaje citó "Para huir de unos perros que te persiguen asegúrate de pasar por la guarida de un oso". Este comportamiento se reflejó en el caso de una hembra búfalo cafre de África que estando rodeada de leones, se lanzaba a un río lleno de cocodrilos, donde los leones no tenían coraje de entrar por miedo de perecer entre las fauces de los saurios , pero esa hembra de búfalo jugo su baza cambiando tierra y agua para evadir a ambos depredadores y así evitar formar parte de la cena de ambos, cosa que logró. No obstante la araña del género Phintella piatensis aplica esta baza de forma más abierta para evitar los ataques de las arañas tigre y escupidora.
Científicos de las universidades de Nueva Zelanda y Kenia han descubierto que la Phintella piatensis tiende a construir su nido cerca de las hormigas Oecophylla smaragdina, pese a ser depredadoras de estas. La razón es que estas repelen a otras especies de araña que teme esta pequeña araña mas y que son depredadores mas temibles para las hormigas.
Estos científicos han comprobado que la araña escupidora no se acerca a la araña de la especie Phintella piatensis cuando el refugio de ésta se halla en una zona por la que pasan normalmente estas hormigas, tienden a no acercarse. Esto se debe a que la araña escupidora es repelida por el olor de ciertos compuestos químicos típicos de esas hormigas y que, emitidos por ellas, son transportados por el aire.
Los científicos hallaron que las arañas que evitan a la escupidora eligen el sitio en el que establecerán su refugio en función de perciben en el lugar la presencia de hormigas vivas y activas de esa especie. A fin de protegerse de éstas, la araña se vale de un tejido extremadamente resistente y espeso para construir un tupido refugio a prueba de hormigas, al cual es muy difícil que puedan entrar éstas y otros animales de tamaño similar y que utilizan como si fuese una especie de puerta la cual cierran inmediatamente después de salir o entrar en su refugio.
Los resultados de este estudio se han publicado en la revista académica Behavioral Ecology and Sociobiology.