lunes, 7 de abril de 2014

Descubiertas algas que detectan las luces naranja, verde y azul

Un nuevo estudio ha mostrado por vez primera que varios tipos de algas acuáticas pueden detectar varios espectros de luz para realizar la fotosíntesis. En concreto la luz naranja, la verde y la azul.
Los vegetales terrestres tienen receptores para detectar luz de frecuencias correspondientes al color rojo y a la frontera entre el rojo y la banda infrarroja, que son longitudes de onda muy comunes en el aire. Estos vegetales se guían por la luz que perciben para orientarse y crecer según varíe su entorno, como por ejemplo cuando otra planta los deja a la sombra. Pero en el océano, el agua absorbe las longitudes de onda correspondientes al rojo, y refleja colores como el azul y el verde.
Como parte del estudio, el equipo de investigadores del Instituto Canadiense de Investigación Avanzada (CIFAR), secuenció alrededor de 20 tipos diferentes de algas marinas, examinó las propiedades fotosensoriales de siete fitocromos (estructuras granulosas especializadas en la percepción de la luz en los vegetales que según ciertas teorías reforzadas porque estos gránulos tienen ADN residual antes eran bacterias pero pasaron a formar parte de la célula vegetal, como las mitocondrias presentes en animales y vegetales), y descubrieron que esas algas, y seguramente otras, son capaces de detectar no sólo la luz roja, sino también la de muchos otros colores. Diferentes fitocromos de las algas pueden percibir luz naranja, verde, e incluso azul.
Los resultados de este estudio demuestran, que la evolución ha forjado una amplia especialización espectral de fitocromos en linajes filogenéticamente distintos de organismos eucariotas acuáticos que realizan fotosíntesis.