domingo, 6 de abril de 2014

Los lobos, más inteligentes que los perros

La mayoría de la gente sabe que los lobos  son los antepasados de los perros, pero por el estereotipo que existe (que suele ser cierto, aunque también existen muchas excepciones) es que las especies más antiguas suelen ser las que menos inteligencia tienen No obstante un estudio parece contradecir esta teoría y destacar que los lobos tienen una inteligencia que en algunos aspectos supera a la de los perros domésticos. Este estudio fue publicado en el sitio web "Noticias de ciencia" del cual tomo muchos artículos.
Unas investigadoras de la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena, Austria, han llevado a cabo experimentos cuyos resultados sugieren que los lobos se observan unos a otros con más atención de lo que lo hacen los perros entre sí, y debido a ello los lobos son mejores para aprender de otros cánidos, perros incluidos, que los perros. Las científicas creen que esa capacidad, que ayuda a la cooperación entre lobos, es una de las bases principales del entendimiento entre perros y humanos.
Las científicas constataron que los lobos son más hábiles que los perros para abrir ciertas cajas o contenedores, porque observan con más atención a otros animales haciéndolo. Esta investigación se hizo con 14 lobos y 15 perros, de unos seis meses de edad, criados como animales domésticos pero mantenidos en manadas. A cada animal se le permitió observar una de dos situaciones en la que un perro entrenado abría una caja de madera, ya fuera con su boca o con sus patas, accedía al interior y recogía una recompensa consistente en comida.El resultado fue que todos los lobos (14) abrieron dichas cajas observando al perro que la abrió en primer lugar, mientras, solo cuatro perros abrieron dichas cajas (de 15). Este experimento se realizo con distintos perros y distintos lobos nueve meses después y el resultado fue el mismo.
Con independencia de lo amados u odiados que sean estos animales carismáticos, lo cierto es que su inteligencia según las pruebas es superior al menos en cuanto a capacidad de prestar atención que la de los perros, el mejor amigo del hombre y la especie más joven de las dos.