jueves, 10 de abril de 2014

Falsificaciones de científicos con mala praxis

Hoy haré un artículo de opinión que hace tiempo que tenía pensado hacer y a raíz de una falsificación sobre células madre que se destapó en japón, me ha dado la excusa para hablar de ellas.
Existen ciertas personas que, deseosas de obtener reconocimiento no dudan en utilizar métodos que en el mejor de los casos dificultan en realidad el avance de la ciencia, siendo igual de malos para la propia ciencia que aquellos que tachaban a los científicos revolucionarios de locos o tarados. Buenos ejemplos de ese segundo caso es quienes tacharon a Charles Darwin de loco o a Wegener de lo mismo.
Por otro lado los timos científicos por un lado pueden acabar destruyendo el descubrimiento. Por ejemplo cuando los primeros ejemplares de ormitorrinco fueron descubiertos, unos científicos los llevaron a Inglaterra donde otros científicos, pensando que era una estafa tiraron del pico de este animal creyendo que lo habían cosido o pegado hasta que se lo arrancaron y vieron que el animal, agonizando sangraba. (si, lo sé, esto es digno de asco o una película gore).
Algunos ejemplos que permanecerán para siempre en las páginas de fraudes son por ejemplo en el campo de la ciencia son los agujeros para sostener la estanterías de "hace 600000 años" que fueron puestos en las madrugadas antes de que el equipo empezara a excavar por un "científico" (yo ya no lo considero así. El nombre "buscafamas" le viene mejor) que se ganó una reputación antes por encontrar las cerámicas mas antiguas de Japón. (Triste es que por sed de fama falsifique alguien sus descubrimientos, arriesgarte a perder cualquier tipo de credibilidad por unos aplausos que al final se convertirán en abucheos, porque al final los fraudes se destapan).
Otros casos son las falsificaciones de células madre por parte de un médico coreano y una científica japonesa que falsificaron los resultados acerca de células madre e incluso falsificaciones de clonaciones de seres humanos (aunque ahí está una secta metida y soy de la opinión de que por lo general la religión y la ciencia han de tener el mínimo contacto. Para mi la línea es aplicar los textos para posibles descubrimientos arqueológicos, dado que así se logró rescatar una especie que se dio por extinta hace casi 2000 años, La Phenix dactilea).
Mas casos de fraudes son por ejemplo el hombre de Piltdown que en realidad era un cráneo de humano de la edad media (eso es de SAW. Profanar una tumba medieval para sacar un cráneo) al cual le pusieron una mandíbula inferior de orangután y dientes de chimpancé limados. El autor de este fraude se acabó suicidando, como muchos de estos tipos.
Mas triste aún es lo que hizo otro científico chino. Cuando los paleontólogos sentían euforia por encontrar al Microraptor, un dinosaurio que planeaba por los bosques durante el auge de los dinosaurios, puso a un fósil de microraptor partes de ave diciendo que era un eslabón perdido del microraptor y las aves actuales. La farsa también fue destapada.
Otro fraude incluso más triste es el de otro científico que al no soportar el darwinismo pero le gustaba el Lamarkismo sometió a reproducción en el agua a los sapos parteros (famosos por reproducirse en Tierra y por llevar sus huevos en la espalda). Ante esa presión los sapos "desarrollaron espinas", que luego resultaron ser inyecciones de tinta china que les ponía el pseudo-científico en las patas. Este también terminó suicidándose.
Estos intentos de ser humano (no tienen otro nombre) estarían bien haciéndose payasos, así obtendrían reconocimiento si lo hacen bien, pero no en la comunidad científica colaborando en destruir avances y dando argumentos a tarados que o bien son unos fanáticos o bien unos ignorantes que piensan que la ciencia es "cosa de empollones" cuando hasta la televisión que tanto les gusta ver es resultado de la ciencia (en España pueden ser los canis)