martes, 1 de abril de 2014

Mi opinión acerca de las orcas en cautividad

Hará un año salió el documental "Blackfish" en el que se narra el hecho de una orca que teniendo aparentemente una relación cercana con la entrenadora la atacó hasta ahogarla y se tragó el brazo a la entrenadora. No es la primera vez que ocurre este tipo de sucesos que involucran a estas maravillosas criaturas.
Las orcas son consideradas por muchos los depredadores más formidables del planeta tierra y sin embargo hasta ahora no se ha contabilizado en estado salvaje (he remarcado estas palabras porque considero que es importante señalizar este punto). Unos depredadores que gracias a su coordinación casi militar, su fuerza y su inteligencia llegan a abatir presas que van desde el pequeño salmón hasta la gran ballena azul.
Una serie de estudios en profundidad de estos depredadores revela que estos animales tienen cultura si atendemos a la definición de la misma. Atendiendo a la RAE Cultura es: Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc. Y se conocen manadas que se desparasitan rozándose contra los guijarros cercanos a la costa en Canadá, manadas que han aprendido a abatir tiburones poniéndolos boca abajo (esto provoca en ellos un estado de trance y los deja indefensos). En la Patagonia las manadas especializadas en la caza de otros mamíferos marinos (si, las orcas dependiendo de la manada cazan peces, mamíferos acuaticos, aves acuáticas, tiburones o hasta los 3 tipos de presas) han aprendido a llegar hasta línea de playa para capturar a un león marino o a un elefante marino y regresar al agua.
De estos animales se tiene constancia en la Grecia clásica donde junto con los delfines aparecían en el código penal donde se anunciaba que incluso los reyes si mataban a una orca u otro miembro de la familia de los delfines eran condenados a muerte. La razón es que por algún motivo estos animales de forma altruista rescatan con frecuencia a los náufragos y los llevan a tierra firme (dicho de otro modo, al contrario de lo que dicen en Seaworld, las orcas en estado salvaje llegan a ser animales realmente amistosos con los humanos).
Ahora explicaré el caso de porqué las orcas en los acuarios desarrollan un comportamiento psicótico desde que son forzadas a perder la libertad aunque quienes vieran el documental "The Cove", el cual es un documental del año anterior a Blackfish sospecharán por donde quiero ir hasta que llegan al zoológico.
Para empezar las orcas son arrastradas hasta la orilla y excepto las manadas como de las cazadoras de la Patagonia, ciertas orcas de Canadá y algunas en Sudáfrica, esta situación suele causarles un gran pánico, porque saben que si llegan a estar varadas pueden morir con todos los huesos aplastados o desecadas por el sol. Allí se "seleccionan" a los animales que pasarán a estar en los zoológicos y si se trata de algunos pueblos de Japón o de las islas Feroe en Bélgica se matará al resto por "ser los bandidos del mar" (Como dijo Jackes Cousteu denunciando esta situación "Típica reacción del ser humano. Un pueblo abusa de la pesca y culpa a quien solo coge para sobrevivir. Somos eternos inocentes que lanzamos un dedo acusador, pero nunca delante de un espejo" y de hecho en Feroe su concepto de "hombría" pasa por matar a un delfín. Para mi por mi parte pasa por hacer lo necesario por proteger a quienes te importa). Allí son aporreados, acuchillados o arponeados hasta la muerte. Los animales supervivientes son paralizados y trasladados a "acuarios" que en realidad para ellas son no mas que una celda de confinamiento de un tamaño que en equivalencia humana son aquellas que la convención de Ginebra no quiere ni ver y a veces son hacinados varios individuos en el mismo sitio. Los animales masacrados son o bien destinados al consumo humano (con nefastos efectos para el ser humano, dado que tanto los delfines como las orcas, al estar en la cima de las pirámides alimentarias de los océanos tienen altísimos niveles de metales pesados en su carne).
El destino final de estos animales inteligentes y sensibles es el acuario de turno que financió esa tarea. (por eso he de decir que los que financian conociendo eso este tipo de actividades según taxonomía pertenece al género "Homo Sapiens" pero no los puedo considerar humanos y son dignos solo de mi desprecio). Confinados en el acuario y teniendo en cuenta que en el viaje algunos de sus compañeros han muerto a su lado por la dureza del viaje y que no se retiran los cuerpos de estos animales hasta que llegan a su destino. En el acuario la situación de estos animales mejora poco. El acuario en el que están metidas sería en equivalencia para el ser humano como vivir el resto de su vida en una celda de aislamiento, por lo que no es raro que los delfines de los acuarios sufran brotes psicóticos que les haga agredir a otras orcas o incluso a los cuidadores (yo soy en caso de delfines, orcas y otros animales con inteligencia alta y quisiera que os pusierais en este caso: Personas que masacraron a gran parte de tu familia y amigos, quienes sobrevivís a la masacre, sois trasladados en cosas que no se pueden llamar de otra forma que jaulas de mierda para llegar a tu destino: Convivir entre varios en una celda de aislamiento. Nunca más podrás andar lo que quieras, como los presos, has de cumplir un horario con la diferencia de que has de estar disponible las 24 horas del día para que otras personas más se deleiten con tu sufrimiento, aun siendo ellas ignorantes de que sufres porque ponen tu sufrimiento como espectáculo y piensa en cómo crees que reaccionarías). En el caso de la pesca de orcas por parte de cazadores del resto de occidente, se seleccionan solo a las crías y se deja vivir al resto (dicho de otra manera. en equivalencia humana es atrapar a un grupo y arrancar a los niños de los brazos de la madre y se verá en el documental que las madres orca no abandonan el lugar e incluso se llegan a enredar con los hilos de pesca por luchar por sus crías. He de remarcar que los animales más pequeños no han completado su aprendizaje, por lo que como un niño que no ha aprendido no tienen ni idea de los conceptos de como ser una orca. De adultas se les puede llamar "orcas a medio hacer")
Pese a todo he de decir que otro caso de culpables son las personas que de forma ignorante compran el ticket para ir a esas atracciones dado que son quienes financian el sufrimiento que antes cité. Pienso honestamente que esas personas no son malas, pero he de decir que la ignorancia puede ser tanto o más peligrosa que la maldad. En este caso no es el "si no voy otro irá en mi lugar" La respuesta es no pagar entrada de espectáculos donde se ofrezca ver en acuario orcas ni delfines. El no ir a pagar esos espectáculos hará que los seres deneznables que son los dueños de este tipo de espectáculos al no ver financiación de este tipo de espectáculos no financien mas este tipo de actividades. La creencia popular dice que el mal no descansa, pero yo añado que ni el mal trabaja de gratis y si los malos ven que no hay premio por el a la larga dejarán de hacer sus fechorías