sábado, 5 de abril de 2014

El tabaco, otra posible clave para curar el cáncer

He de decir que durante un tiempo y a raíz de que una persona muy cercana a mi padeció ese mal, una persona que por suerte lo superó durante un tiempo publiqué bastantes artículos acerca de este mal y de los caminos que siguen los científicos acerca de como lograr que este mal pueda ser curado. Ahora traigo una nueva línea de investigación publicado en el periódico estadounidense "Daily mail".
Científicos australianos han identificado una molécula en la flor de la planta Nicotiana tabacum, que normalmente combate a bacterias y hongos, y se sorprendieron al encontrar que también tiene la capacidad de identificar y destruir las células del cáncer.
La NaD1 funciona mediante la formación de una estructura de pinza que agarra a los lípidos presentes en la membrana de las células cancerosas y las desgarra, haciendo que la célula entre en lisis. La lisis es la eliminación de una célula mediante la ruptra de su membrana celular. Sin ella su citoplasma, que sería a nivel celular como la sangre para los animales pluricelulares se esparce por el exterior y la célula muere.
Hay una cierta ironía en el hecho de que un poderoso mecanismo de defensa contra el cáncer se encuentre en la flor de una especie de planta de tabaco ornamental, planta que es conocida por sus efectos cancerígenos al ser fumada.
El trabajo preclínico está siendo realizado por la compañía de biotecnología Melbourne HEXIMA. Los científicos están seguros de que hay potencial para el uso terapéutico de la planta en humanos.