lunes, 13 de enero de 2014

Violencia contra animales domésticos. Un acto repugnante

Me parece repugnante que a un animal que bien entrenado pueda hasta cuidar de niños humanos y no hablaré de las utilidades que tiene a nivel médico para el tratamiento de enfermedades psiquiátricas, ayuda a discapacitados o incluso a pacientes con enfermedades de sangre todavía lo torturen ciertos sádicos
2 veces en estos 2 últimos meses he visto noticias repugnantes acerca de animales domésticos a los cuales los sometían a tratos realmente repulsivos cuya descripción omitiré. En concreto las víctimas de dichos maltratos son perros, los cuales después de ese acto perdieron la posibilidad de poder usar la mandíbula por lo que los animales acabarían en el caso de que sobrevivieran a esa experiencia o muriendo de hambre o bien teniéndoles que alimentar por medios artificiales.
He de dejar bien claro que los perros por lo que a mi respecta no son mi mascota preferida (mas que nada porque prefiero a los gatos y por mi forma de ser cuando estoy en contacto con los gatos me transmiten mayor sensación de empatia, pero es mi gusto), pero aún así considero que quienes son capaces de hacer ese tipo de tortura a un animal que les tiene cariño hace que el camino a que se lo puedan hacer a personas sea realmente corto y que por lo que a mi respecta tienen dos enfermedades mentales catalogadas psiquiátricamente que son la psicopatía y el sadismo.
La imagen que vi hoy me animó para poner este artículo. No obstante vi muchas más imágenes de violencia contra los animales que por las razones que cité me parecen aberrantes. Máxime cuando quienes practican ese tipo de violencia se jactan de haber asesinado a animales realmente leales para divertirse sin ningún tipo de pudor.
He de dejar clara una cuestión: Los perros y los gatos son los animales que más tiempo llevan con los seres humanos y tanto unos como otros son capaces de dar la vida por su dueño y de hecho conozco casos de perros y de gatos que en una mudanza por algún motivo quedaron extraviados o se quedaron con familiares de sus dueños y de que llegaron recorriendo enormes distancias hasta llegar al domicilio en el que se mudaron.
Por lo que a mi respecta la mentalidad de no comer carne porque es matar a un animal me parece infantil dado que como omnívoros que somos hemos de comer tanto materia animal como materia vegetal (y tanto a los vegetales como los animales no les gusta ser comida de otro ser vivo, por lo que tienen estrategias de defensa y algunas potencialmente letales), pero también es absurdo matar o torturar a un ser vivo por una razón que no sea la estricta supervivencia ya sea para defenderse del ataque de un depredador (cosa que ya es realmente rara porque en Europa los únicos carnívoros que quedan que realmente puedan matar a un ser humano son los osos y han aprendido a evitar a los seres humanos al conocer la naturaleza extremadamente vengativa de este) o para alimentarse.
También he de dejar claro que estoy en contra de criar animales para hacer abrigos con la piel, pero que es absurdo que ciertos grupos que se han autoproclamado ecologistas (yo considero ecologistas aquellos que defienden la conservación del medio natural y están en contra de la introducción de especies que puedan degradar el ecosistema) liberen a esos animales en suelo europeo porque al tratarse de animales que tienen su origen en otro continente y que desplazan a las especies que existían allí cumpliendo el papel que cumplen en el continente del que vienen.