domingo, 12 de enero de 2014

La ignorancia fue egente del descontrol de la peste negra

Cuando la iglesia católica ascendió al poder, Su prioridad era demonizar aquello que fuera símbolos de otros dioses, tales como búhos (símbolo de Athenea) o gatos (símbolo de Bastet) (a los cuales los los acusaban de ser agentes del diablo que ayudaban a las brujas). Por ello fomentaron a las masas ignorantes de campesinos a empalar vivos a los búhos y lechuzas y en la noche de San juan hacer lo que, para mi es de las "fiestas" más sádicas contra los animales jamás hechas por el hombre que es conducir a los gatos, especialmente a los negros y atigrados a lo alto de un poste en la noche de San juan. Al poste se le acumulaba leña verde y se prendía fuego. Conforme las llamas ascendían, iban alcanzando a los gatos los cuales tenían que elegir entre morir carbonizados al lanzarse al vacío o asfixiados por el humo de las llamas. Otros animales demonizados eran los linces porque eran símbolo de un héroe griego de extraordinaria vista, los lobos, los cuales siempre fueron odiados por los campesinos por matar a animales domésticos, las aves rapaces diurnas porque si bien los nobles las criaban para cetrería, eran admiradas por los romanos, los zorros porque atacaban a las gallinas y casi todos los animales necrófagos acusados también de ser agentes del demonio Fruto de esto quedó favorecida la expansión de las ratas negras desde Asia tropical, las cuales, de haber estado estos depredadores, no hubieran llegado tan fácilmente a Europa al tener depredadores declarados que las exterminarían sin dudarlo y gratis para el hombre. El descontrol de las ratas hizo que hubiera escasez de grano dado que el alimento preferido de las ratas es el grano. La falta de higiene que representan las ratas mas la propia de esa época, en la que por lo general solo se bañaban si llovía provocó un ambiente propicio para las enfermedades y para las zoonosis (transmisión de enfermedades por parte de los animales a los humanos) por parte de las ratas. En este caso la enfermedad que sacó provecho de la situación fue la peste bubónica, la cual provocó tal número de muertes que fue llamada peste negra, la cual asoló Europa durante el siglo XIV.
La mera existencia de la enfermedad revela el daño que puede hacer la ignorancia.
Ahora bien, expondré mi opinión acerca de los estudios (así aprovecho para dar una respuesta a algunas personas que causaron cierto revuelo acerca de si sirven o no).
Diré que si sirven para algo, porque para ser capaz de ejercer la mayoría de las profesiones no sirve ser autodidacta (si intentas ser autodidacta en ciencias, por ejemplo, te expones a ser engañado por personas que se jactan de ser eruditos y que en realidad no tienen ni idea, como en la edad media la iglesia católica, y los cuales son indiscretos en su ignorancia), sino que necesitas que alguien te diga que buscar y como buscarlo. Por ejemplo, para ser médico o para saber aplicar el método científico o bien para aprender idiomas es necesario que alguien te instruya. Ahora bien: reconozco claramente que en España al menos hay cosas que fallan y que son culpa de todos hasta cierto punto.
Hay materias que considero prescindibles y considero que solo se deberían dar en un tema o en una parte de un tema en otras asignaturas. Por ejemplo las horas de religión las considero pérdida de tiempo y que deberían estas incluidas en la filosofía, dado que a fin de cuentas, la religión es una forma de metafísica.
Muchos padres quieren imponer lo que quieren estudiar a sus hijos y es posible que acierten si los padres y los hijos tienen gusto parecido, si no lo único que logran en ellos es que se sientan perros a los que están amaestrando. Esto provoca que a la larga estos chicos sientan primero aversión a los estudios y luego a lo que les hayan impuesto trabajar Se trata del futuro de los chicos, no de los padres por lo que lo que pienso yo que deberían hacer los padres es mirar aquello que interese a los chicos y que pueda ser aprovechado profesionalmente para estimular en ellos el gusto por eso y dejarlos ir por esa familia profesional.
En caso de los profesores hay ciertos profesores que les importa poco o nada enseñar su materia (y yo conocí algunos casos. Por ejemplo alguien que su asignatura era lengua extranjera y que casi toda su clase se dedicaba a decir el complejo de inferioridad que sentía por ser de la cultura que era y lo superior que es la cultura del país del cual es la lengua que da. Cosa que a mi me da igual, quita tiempo a lo que tiene que dar realmente, cosa de la cual he llegado a dudar si sabe realmente, y demuestra que lo que imparte le importa poco o nada cuando precisamente su trabajo es impartir).
Por último están aquellos alumnos que no saben que hacer con su vida y a falta de hacer algo quieren ser el centro de atención amargando la vida a otros haciendo que las escuelas en muchos casos tengan un ambiente hostil porque se ponen a insultar o amenazar a otros alumnos y en cierta manera se sienten respaldados. A estas personas por lo que a mi respecta lo que hay que hacerles es someterlos al vacío, dado que así se les niega lo que quieren que es atención y los alumnos que sufran esta situación estudiad y sonreíd por dentro porque a la larga seréis personas de provecho para la sociedad mientras que ellos solo serán y siempre han sido poco más que lo que los que poseen un perro recogen con bolsas para la sociedad.
Habrá quienes me dirán que en papel (o en este caso en un blog) las cosas son más sencillas. No obstante a mi me parece algo lógico lo que he dicho, por lo que pediría que se debería tener en cuenta y estoy seguro de que no soy el único que piensa así.