sábado, 4 de enero de 2014

Detectado el primer caso de VIH felino en un ejemplar de lince ibérico. No detectada la leucemia felina en linces andaluces

Imagen de un recorte del documental "El último lince", de la serie de Fauna ibérica de "El hombre y la tierra", del excelente naturalista Felix Rodriguez de la Fuente. Soy de los que desean honestamente que "el último lince" sólo sea una dramatización y no un hecho real.
El programa de vigilancia del virus de la leucemia felina (FeLV) realizado en la población de lince ibérico en Andalucía desde el brote acaecido en 2007, que supuso la pérdida de un importante número de ejemplares de la población de Doñana, ha finalizado recientemente con resultados negativos en los 16 ejemplares chequeados, según los datos del programa Life+Iberlince consultados por Europa Press.
El chequeo comenzó la última quincena de septiembre y ha concluido la primera semana de diciembre. Durante este periodo se han realizado evaluaciones sanitarias completas a los 16 especímenes investigados -que procedían de distintos núcleos de la población de Doñana-Aljarafe (Aznalcázar, Abalario y Coto del Rey).
Todos los linces han sido vacunados mediante una vacuna recombinante de leucemia felina y liberados al medio natural.
Además del virus de la leucemia felina, se ha estudiado la presencia de otros agentes patógenos de interés en el lince ibérico para conocer el estado sanitario de la población silvestre. De esta forma, durante esta campaña se ha obtenido, por primera vez en la especie, un resultado positivo frente al virus de la inmunodeficiencia felina, afectando a un macho adulto de Abalario (Huelva).
El retrovirus de la inmunodeficiencia felina también transmite por mordeduras o arañazos de felinos portadores del virus (a diferencia del VIH humano que sólo se transmite por contacto de sangre o por el acto del sexo) y provoca una disfunción del sistema inmune. Debido al riesgo que supone para el resto de ejemplares de Abalario, se decidió la extracción del macho afectado del medio natural para someterlo a cuarentena en el centro de recuperación de especies amenazadas de las Marismas del Odiel (Huelva).
Durante la cuarentena se ha realizado una segunda evaluación sanitaria al ejemplar de lince ibérico para la obtención de distintas muestras biológicas, que en la actualidad se analizan en varios laboratorios para determinar si se trata de la misma cepa que afecta al gato doméstico o de una diferente.
No obstante he de dar una pésima noticia que contrarresta el gran número de linces criados en cautividad para su puesta en libertad que llegaron a sobrevivir para su liberación y es que 2013 ha sido el año con mayor número de linces atropellados que ha salido en los registros con al menos 14 linces atropellados. Noticia que se añade a las nuevas normativas de caza que se quieren implantar en Extremadura como noticias catastróficas para los linces
Para más noticias sobre este endemismo que antiguamente era del mediterráneo europeo, pero que ahora es solo ibérico pondré enlaces a: