miércoles, 13 de noviembre de 2013

Marihuana y girasoles para tratar la radiación nuclear

Hace un tiempo vi una serie futurista en la cual hablaban de “el milagro japonés”. Se trataba de un método por el cual la radiación nuclear quedaba limpia, por lo que se podía paliar cuanto menos un hipotético desastre (la serie se llama Ghost in the Shell: Stand alone complex) y aprovechando que en unas semanas saldrá un nuevo episodio de esta serie hablaré de un posible método que puede hacer posible “el milagro japonés” al menos en parte. Aunque este método en realidad nació en Ucrania, paradójicamente es el que se está usando en el desastre de Fukusima, el cual por un terremoto a punto ha estado de convertirse en la versión japonesa de Chernóbil.
En 1998 el Instituto de Ucrania junto con cultivadores y procesadores, sembraron marihuana para eliminar los contaminantes del suelo, esta técnica se conoce científicamente como fitorremediación.
Los científicos han comprobado que la marihuana es inmune a la radiación nuclear y que incluso puede limpiarla de su entorno.
Algo parecido puede hacer una  variedad de girasoles que fue utilizada para limpiar los terrenos aledaños a la planta nuclear de Chernobyl (Ucrania) en el accidente de 1986. Los girasoles limpiaron y absorbieron metales dañinos como el plomo y el cadmio. En Japón también han recurrido a los girasoles  para limpiar tierra tras la radiación generada por  una central nuclear en Fukushima , luego del tsunami del año pasado.
En 1998 el Instituto de Ucrania junto con cultivadores y procesadores, sembraron marihuana para eliminar los contaminantes del suelo, esta técnica se conoce científicamente como fitorremediación.
La fitorremdiación es el proceso que se utiliza para sanar o limpiar los elementos radioactivos del suelo y del agua en las zonas productoras de armamentos. También puede ser utilizado para limpiar metales, plaguicidas, solventes, explosivos, petróleo crudo, y la lixiviación de toxinas de los vertederos. Las plantas como el girasol o la marihuna se encargan de descomponer estos elementos tóxicos, por lo que serían la salvación para varios territorios del planeta.
La fitorremdiación se basa en el hecho de que, al no poderse mover como los animales, ciertas plantas tienen el poder de tomar los contaminantes por las raíces, si es posible descomponerlos parcialmente y acumularlos en partes de la planta donde pueda acumularlos sin riesgos para ella, cosa que hacen también con sus propios residuos.