viernes, 7 de marzo de 2014

Vinagre, posible clave para curar la tuberculosis

El ácido acético, el ingrediente activo en el vinagre, es capaz de eliminar algunas micobacterias, como el Mycobacterium tuberculosis, la cual provoca la tuberculosis, incluso cuando éste es resistente a los fármacos. De esta forma, asegura un equipo internacional de investigadores de Venezuela, Francia, y EE.UU. El ácido acético podría ser utilizado como un desinfectante barato y no tóxico contra las bacterias de la tuberculosis resistente a los fármacos, así como otras micobacterias.
Se sabe que las micobacterias causan la tuberculosis y la lepra, pero no es infrecuente que el ser humano conviva con otras micobacterias, presentes incluso en el agua del grifo y que son resistentes a los desinfectantes de uso común y muchas de ellas son innatamente resistentes a la mayoría de los antibióticos, por lo que requieren meses de terapia y pueden dejar cicatrices.
El descubrimiento se produjo cuando los investigadores estaban analizando la capacidad de las micobacterias no tuberculosis para resistir a los desinfectantes y antibióticos cuando uno de ellos tropezó con la capacidad del vinagre para matar las micobacterias. La investigadora encontró que el ácido acético era capaz de eliminar las micobacterias que estaba analizando.
En colaboración con los científicos del Albert Einstein College of Medicine, en Nueva York, los expertos probaron la capacidad del vinagre en distintas cepas de tuberculosis y vieron que la exposición a una solución al 6 % de ácido acético durante 30 minutos mataba la bacteria de la tuberculosis, incluso en aquellas cepas resistentes a casi todos los antibióticos. Dicho de otra manera, la exposición a ácido acético 6 % una concentración ligeramente mayor a la que posee el vinagre común, durante 30 minutos, lograba reducir el número micobacterias de tuberculosis de cerca de 100 millones a niveles totalmente indetectables.