martes, 4 de marzo de 2014

redescubierto el sapo andino de Tandayapa, que se creía extinto

Después del descubrimiento inicial del sapo andino de Tandayapa en la provincia de Pichincha, Ecuador, hace más de cuatro décadas, los científicos han buscado en reiteradas ocasiones la presencia más individuos de esta especie, pero no encontraron ninguno, por lo que supusieron que se había extinguido.
Pero en noviembre de 2012, biólogos que recorrían los bosques nublados del Río Manduriacu, en la provincia de Imbabura, al noroeste de Ecuador, se encontraron con dos hembras adultas subidas encima de unas hojas hojas por encima de un arroyo.
Al principio no se sabía de que animal se trataba, pero se sospechaba que era un animal fuera de lo común, por lo que se tomaron fotografías a partir de las cuales científicos de la Universidad Católica del Ecuador, en Quito identificaron a los animales como sapos andinos de Tandayapa.
Este descubrimiento se describe en el último número de la revista científica en línea Amphibian and Reptile Conservation.
Más tarde, el equipo descubrió 16 sapos más de esta especie, cuyo nombre científico es Andinophryne olallai. Los hallazgos incluyen dos metamorfos que se ven como pequeñas joyas en cobre y oro moteado, con líneas blancas serpenteantes sobre el vientre y cinco juveniles. Los adultos son de color marrón y sin patrones de coloración.
Hay tres especies del género Andinophryne, y todos han sido difíciles de encontrar a pesar de cientos de horas de búsqueda realizadas por científicos capacitados.
El sapo andino de Tandayapa es el menos conocido de todos.Más tarde, el equipo descubrió 16 sapos más de esta especie, cuyo nombre científico es Andinophryne olallai. Los hallazgos incluyen dos metamorfos que se ven como pequeñas joyas en cobre y oro moteado, con líneas blancas serpenteantes sobre el vientre y cinco juveniles. Los adultos son de color marrón y sin patrones de coloración.
Hay tres especies del género Andinophryne, y todos han sido difíciles de encontrar a pesar de cientos de horas de búsqueda realizadas por científicos capacitados.
El sapo andino de Tandayapa era el menos conocido de todos.