miércoles, 26 de marzo de 2014

Perros para curar enfermedades genéticas y psiquiátricas

El perro es catalogado por muchos como "El mejor amigo del hombre" y realmente este animal de compañía es increíblemente útil para el ser humano, ya sea en labores de rescate, búsqueda de personas y/o cosas caza de animales ya sea para sedarlos en labores científicas o para alimentarse o incluso de vigilantes de personas y otros animales. También tiene labores como cuidador de personas con deficiencias físicas , Aunque la más común de las utilidades del perro es servir de compañía para personas
Recientemente se a descubierto otra utilidad para los perros y es ser la clave para curar ciertas enfermedades tales como el trastorno obsesivo compulsivo (TOC)
El TOC está muy documentado en humanos, y la versión de la enfermedad en perros tiene comportamientos repetitivos similares a lo que ocurre con los humanos.
Mientras que las personas pueden lavar sus manos repetidas veces o acumular objetos, los síntomas caninos incluyen perseguir constantemente su cola o sombra, chupar una frazada o asearse constantemente.
El TOC es uno de las cientos de enfermedades que sufren los perros domesticados y que se presenta de una forma muy parecida a la del trastorno en humanos.
Estudios recientes han identificado los genes que pueden causar la forma canina de muchas de estas enfermedades.
Esto se debe a que durante cientos de años los humanos han criado a perros e incluso han llegado a alterar su aspecto de manera que estos animales presentan junto a casi cualquier animal domesticado una enorme variedad de fenotipos (características de un individuo) que va desde un tamaño pequeño hasta animales enormes pasando por las formas mas excéntricas. Esto hace que la búsqueda de una mutación específica de una enfermedad sea menos compleja.
En 2005 un equípo de científicos del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) analizó todos los genes de una perra bóxer para producir una secuencia genética extremadamente precisa.
Este y otros trabajos han demostrado que la secuencia genética de perros es muy parecida a la de los humanos, lo que significa que muchos de los genes que causan una enfermedad en perros también pueden estar detrás de la manifestación de un trastorno en humanos.
Estos científicos publicaron recientemente un estudio en Genome Biology en el que identificaron cuatro genes asociados con el TOC en un perro que padecía dicho síndrome.
Debido a que los síntomas y medicación de la enfermedad son similares en personas y perros, se espera que los mismos genes o genes con funciones similares también sean los responsables de la enfermedad en humanos
El hecho de que vivan en el mismo entorno que el ser humano y que por lo tanto sufra los mismos factores de estrés le da al perro otra ventaja sobre otros modelos de enfermedades.
Se sabe que el medio ambiente puede tener un efecto en cómo se expresan los genes, por lo que cualquier interacción de genes con el entorno que cause enfermedad en humanos también puede afectar a los animales de compañía.
La utilización de perros para la investigación de enfermedades físicas ya ha llevado a avances significativos.
Mientras que otros estudios han llevado al desarrollo de nuevas terapias genéticas para la hemofilia, que está probando ser prometedora en ensayos clínicos.
Esta es una razón de más para respetar a los animales, dado que estudios para la medicina de los animales pueden llegar a desarrollar también una medicina para un mismo problema de salud para los seres humanos