jueves, 29 de enero de 2015

Descubiertas 2 nuevas especies de anémonas

Palithoa mizigama. Una de las dos especies de anémona descubiertas
Las grietas y cavidades de los arrecifes de coral de la isla japonesa de Okinawa y de la isla de Nueva Caledonia, en el Pacífico Sur, han resultado ser el hábitat para dos nuevas especies de anémonas, que acaban de ser descubiertas. Se trata de anémonas incrustantes del orden Zoantharia, y el hallazgo fue realizado por un científico de la Universidad de Ryukyus (Okinawa). Según detallan los investigadores en la revista "ZooKeys", las dos especies pertenecen al género Palythoa, que normalmente se encuentra en los arrecifes de coral poco profundos de aguas tropicales y subtropicales de todo el mundo.
Al contrario que otras anémonas de su clase, estas no tienen zooxantelas, un tipo de algas simbiontes, por lo que se trata de animales completamente heterótrofos.
Las especies de este género son a veces el organismo bentónico dominante en los arrecifes de coral poco profundos, y también son comunes en las tiendas de mascotas como adorno en las peceras. Su éxito puede ser en parte debido a su capacidad para acoger zooxantelas, pero también por ser unas eficientes planctonívoras (que se alimentan de plancton), lo cual les permite vivir en variedad de condiciones, desde las aguas someras de los arrecifes de coral poco profundos a laderas empinadas y arrecifes profundos. Sin embargo, los especímenes ahora encontrados tenían una notoria limitación de hábitat: cuevas y grietas en aguas someras. 
Las dos especies son morfológicamente muy similares,  con largos tentáculos para obtener el plancton de la columna de agua y pólipos que se curvan hacia la entrada de las grietas o las cuevas para tener un mejor acceso a su fuente de alimento.
Al principio los investigadores creyeron que estaban ante una única especie, pero los análisis de ADN demostraron que se trataba de dos especies diferentes. No obstante, aunque genéticamente distintas, ambas especies han desarrollado características similares para adaptarse a su vida en la oscuridad, por lo que se trata de un caso de evolución convergente llevado al extremo (evolución convergente es el tipo de evolución en el que organismos de distintas especies adoptan características similares para responder a los retos de un hábitat igual. Otro ejemplo sería el del jerbo y la rata canguro).
Las especies del género Palythoa suelen formar colonias, a menudo creando grandes grupos con muchos pólipos, y viven en los arrecifes de coral de todo el mundo. Como curiosidad, muchas de las especies de este género contienen la palitoxina, una toxina letal, pero se desconoce si las dos nuevas especies contienen esta toxina.
Si os ha gustado mi artículo, podéis agregarme a las redes sociales de:
Facebook y Twitter
Si queréis que hable de un tema o resolver dudas, estaré aquí para hablar. Pasad un buen día