sábado, 2 de julio de 2011

Murcielagos vampiros y medicina

Con murciélago vampiro se comprende a una  serie de especies de murciélagos típica de Sudamérica de alimentación hematófaga (se alimentan de sangre y eso solo lo hacen este murciélago y los mustélidos más pequeños, como la comadreja pero a diferencia de las comadrejas, estos animales no matan por si a sus presas) y de gran envergadura (90 cm, solo superados entre los murciélagos por los vampiros espectros o falsos vampiros, carnívoros y los murciélagos frugívoros como los zorros voladores). Estos animales comparten muchos elementos en común con los de los mitos, como por ejemplo su dieta (que le hizo ganarse su nombre), sus costumbres nocturnas o el hecho de que palidece a sus víctimas (aunque eso se debe a que muchos son vectores de la  rabia o que a veces un animal recibe la visita de más de una docena de murciélagos, por lo que pierden mucha sangre en una noche). No obstante lo interesante desde el punto de vista científico no es el mito, sino la realidad y la realidad es que estos animales pueden ser los causantes de una revolución en el  campo de la medicina.
    En efecto, cuando estos animales hacen una herida en un animal, este no siente dolor alguno debido a que sus dientes son muy afilados combinado con  el hecho de que la saliva de estos míticos animales  contiene un potentísimo anestésico de  efecto inmediato por lo que el corte aparte de rápido es casi siempre indoloro. Además se ha descubierto en la saliva de estos murciélagos una encima anticoagulante, por lo que la  sangre circula libremente  en la víctima.
Aplicado al campo  de la medicina, las encimas anticoagulantes y anestésicas del vampiro resultan muy útiles porque en la actualidad se utiliza como anestésico una serie de sustancias que suelen provocar de efectos secundarios dolor de cabeza o nauseas. También es interesante el uso de las encimas del animal para tratar de forma temporal trastornos en la sangre, como los causados por la arteriosclerosis (acumulación en exceso de colesterol en las paredes de las arterias que provoca la reducción del radio de la arteria, y en finalmente un coagulo que bloquea el paso de la sangre por dicha arteria) o para algunas intervenciones en las que no conviene que la sangre se solidifique.
Todos los avances que  sirvan en el campo de la medicina para reducir  el malestar del paciente son siempre útiles, y si además se trata de un descubrimiento que  sirve para  ayudar a tratar enfermedades que  son cada día más  comunes en la sociedad actual por culpa de una vida sedentaria, abuso de comida rica en  grasas saturadas o el tabaco, se trata de unas investigaciones casi  imprescindibles en la  actualidad