viernes, 22 de julio de 2011

El ajolote y su poder de regeneracion

El axolote (o ajolote) es un anfibio típico de las lagunas y los lagos de los alrededores de México DC. Se trata de un anfibio de la familia de las salamandras (el grupo de loa caudalos o anfibios con cola). Esta peculiar salamandra tiene la particularidad de que se mantiene en fase larvaria (o de renacuajo) durante toda su vida y se reproduce en esa fase excepto en el caso  de que el lago o la laguna se seque. En ese caso el ajolote se desarrolla como individuo con pulmones. Se trata de unos animales carnívoros e insectívoros que se alimentan de renacuajos de rana, peces pequeños e insectos (Aunque alguna vez ataca a las plantas en cautiverio y se las come) y es una salamandra bastante utilizada como mascota porque admite ser agarrada con la mano y ser alimentada en mano. Hecho junto a sus atractivas agallas externas plumosas que haga que fuera sobreexplotado con esos fines y unido a sus usos en la medicina tradicional de México que provoca que este considerado como especie en peligro de extinción, aunque hay quienes los crían en cautividad para salvar de la extinción a esta especie
Este animal llega a vivir unos 25 años en la naturaleza. Pero  salvo su crecimiento tiene unos ritmos biológicos muy irregulares y el ritmo de llegada a adulto (si el lago se seca) y de pigmentación difiere de forma notable de un individuo a otro.
El ajolote llama la atención a los científicos porque viviendo en una gran ciudad como México, en la que los lagos son muy transcurridos por barcos resultan mutilados de forma habitual, sobre todo por las extremidades y una vez perdida una pata o la cola la pueden regenerar totalmente y de tal manera que es totalmente funcional en cuestión de dos meses (de la misma manera que lo hacen las lagartijas, pero las lagartijas solo pueden regenerar la cola y no las patas) y están investigando el origen de este increíble poder de regeneración
El ajolote es un animal que puede ser la clave para que gente que ha tenido un accidente que le costó una extremidad o que le han tenido que amputar un miembro pueda recuperar ese miembro porque siendo un animal cordado (o con espina dorsal) tiene una capacidad de regenerarse como algunos animales.
Desgraciadamente la medicina tradicional de algunos lugares aplica mal al enfermo un remedio natural y eso tiene resultados la extinción de una especie y la desaparición de una medicina o un remedio y la no curación del enfermo (aunque hay que reconocer que la medicina tradicional de otros lugares resulta eficaz).