lunes, 4 de abril de 2011

Beneficios del té

El té es la infusión mas bebida del mundo. Esta proviene de un arbusto llamado Camellia sinensis o planta del té. Esta es una planta que cuando se cultiva se recorta para que no sobrepase los 2 metros de longitud, pero que puede llegar a los 4,5 en caso de las plantas salvajes.
Dependiendo de cómo se trate antes de desecar para obtener la infusión se puede obtener té rojo, verde, negro, blanco, aromatizado o prensado.
Los beneficios del té varían dependiendo del tipo de té que se beba. Aunque tiene algunas propiedades que son comunes a todos los tipos por las sustancias que contienen.
    Antioxidantes Todos los tipos contienen polifenoles. Unos potentes antioxidantes que retardan los efectos del envejecimiento.
Al contener cafeína y otras sustancias excitantes su efecto es que es revitalizante, pero a diferencia de la cafeína del café que se absorbe muy rápidamente y puede provocar anomalías en el sistema cardiovascular, la del té se absorbe más lentamente porque los antioxidantes del te ralentizan su absorción. Esto hace que los efectos de la cafeína sean menos potentes, pero más duraderos que los del café. El contenido en cafeína varía según el tipo de té. El que menos cafeína contiene es el verde y el que mas el negro.
Sales minerales. Destaca el flúor, que fortalece los dientes.
Tiene vitaminas A,B y E y vitamina C en las variedades de te que se obtienen por fermentación.
Bajo aporte calórico, por lo que son buenos en las dietas.
Además de los efectos específicos de algunos tipos de té como el té rojo que es diurético y que se pueden combinar con otras especias como infusión tales como la canela o con frutas consiguiendo otros beneficios adicionales. Estas otras especias se agregan al té después de la desecación
La elaboración de los tés fermentados tiene en común el proceso que es fermentarlos a una temperatura de 22 grados y una atmósfera de entre el 90 y el 95% de humedad, pero  varía el tiempo de desecación. Así el té negro necesita un mayor tiempo de fermentación que un té rojo y también tiene un sabor distinto a otros tés que necesitan menos tiempo para fermentar.
Los tés que no se fermentan son el blanco y el verde. Difieren entre sí porque el té blanco es la selección de los brotes más tiernos del té, hojas que no han llegado a abrir (proceso que solo se hace en China y Sri Lanka) y en el verde se cojen las hojas y se desecan
Aun así todos los tipos de te después se desecan para que una vez preparada la infusión el agua pueda adquirir el sabor de las hojas, ya sean fermentadas o sin fermentar. 
Aunque antes se utilizaba mas como medicina el té es más una bebida que mejora al organismo y le ayuda a eliminar toxinas que una medicina