miércoles, 6 de junio de 2012

las aguilas y las especies cinegéticas


Las águilas y otras aves de rapiña son los indiscutibles reyes del aire. Estos animales son admirados por su majestuoso vuelo aprovechando las corrientes térmicas ascendentes, haciendo que puedan hacer un vuelo sostenido y eficiente que consume poquísima energía. No obstante se trata también de especies especialmente frágiles ante contaminantes medioambientales.
Durante la edad media estas aves eran utilizadas como criaturas de cetrería para los reyes y nobles hasta que se invento el arma de fuego. Desde entonces y hasta mitad del siglo XX fueron cazadas acusadas de robar la caza, junto a lobos, linces, etc. No obstante se descubrió que sin estos depredadores no existirían muchas especies cinegéticas.
En efecto se extermina a las águilas reales de los Alpes durante el siglo XX pensando así que aumentaría la caza, pero cuando lo hicieron las cabras enfermas de tuberculosis contagiaron a las demás, por lo que hubo una epidemia que casi las extermino. Se hizo necesario reintroducir al águila en esas zonas para que la población de cabras regresara a la normalidad, porque estos animales purgaban a los animales enfermos, débiles y tarados dejando a los individuos sanos. Cuando el ser humano se siente molesto con un animal porque elimina animales de especies que caza normalmente nunca piensa en las consecuencias de matar el las mejores piezas y exterminar a los animales que se alimentan de ellos que normalmente se alimentan de animales que debilitan a sus congéneres.