miércoles, 28 de marzo de 2012

Perros grandes con usos terapéuticos

El perro es considerado el mejor amigo del hombre y es una de las mascotas por preferencia de las personas. Bien conocida es su utilización para ayuda en diversas actividades del ser humano. Como por ejemplo búsqueda de drogas, guardianes de ganado, salvamento,… Pero recientemente se ha descubierto un nuevo uso para los canes de razas grandes. El uso para terapia para gente con insuficiencia mental, lesiones medulares, etc
El curso de terapia con animales organizado por la UNED de Ourense, en la sede de la Asociación Aixiña, es el primero que realiza con esta temática, y concluyó ayer con gran éxito, al alcanzar 131 participantes frente a los 90 del año pasado. Además de contar en su programa con la intervención de la Asociación Andrea y su terapia con asnos, ofrecieron un taller educativo con perros, que también sirven para tratar diversas enfermedades. Su ponente, Octavio Villazala, educador canino del Centro Canino de Montegatto, de A Coruña, destacó la beneficiosa labor de este animal.
Con la presencia de un ejemplar canino, "Canela", cedido por un voluntario, Villazala explicó cómo se adiestran e hizo más comprensible la aportación de estos animales en terapias con personas discapacitadas, como niños con deficiencia cerebral, lesionados medulares, drogadictos, personas mayores en geriátricos, y otros. Estos animales son capaces de ayudar a una persona a desvestirse, sacar los zapatos, recoger algo del suelo y muchas más tareas, según la situación de cada individuo.
Desde hace unos 15 años aproximadamente este centro canino trata la terapia asistida con perros, para lo cual cuenta con un equipo multidisciplinar, con terapeutas, psicólogos, veterinarios, educadores caninos, y otros, y actualmente con seis perros. Éstos proceden de protectoras de animales, de cualquier raza, y son reeducados previo test para evaluar sus cualidades y adecuación para las terapias a realizar.
Los resultados de este tipo de terapia asistida con perros son buenos y este centro de A Coruña, que sólo trabaja en Galicia, registra mucha demanda, de hecho tiene un proyecto en Colombia para asistir a niños de la calles.
A los presentes en el curso se les explicó que primero se estudian las necesidades de las personas a tratar y en función de éstas se adiestra al animal, siendo ello una tarea a largo plazo, ya que "hay que comunicarse con él y explicarle lo que queremos".
Este centro presta sus servicios mayoritariamente en asociaciones, geriátricos y hospitales, pero también adiestra a perros para entregar en propiedad a particulares, si la enfermedad de la persona lo requiere.
Estas capacidades se saben de otros animales, tales como los delfines, los conejos, los asnos, etc. Pero un perro resulta más fácil de adiestrar que cualquiera de estos otros animales. Porque llevan más tiempo que los demás viviendo en compañía del ser humano y en algunos casos otros animales que sirven para uso terapéutico son salvajes por lo que no tienen por qué disfrutar estando con el ser humano todo el tiempo o pueden reaccionar de una forma antipática si se les molesta demasiado.