lunes, 15 de diciembre de 2014

Descubierto en EEUU un ceratopsido del tamaño de un cuervo

Investigadores del Museo de Paleontología Raymond M. Alf en Claremont, California, han descubierto en Montana (EE.UU.) los restos de una nueva especie de un diminuto dinosaurio que habitó la zona hace unos cien millones de años. El animal tenía el tamaño de un cuervo, un morro picudo y las mejillas afiladas, siendo este el dinosaurio de la familia del triceratops más antiguo descubierto en Norteamérica hasta ahora.
El dinosaurio del Cretácico Inferior, bautizado como Aquilops americanus, poseía un pequeño cráneo de 84 mm de largo y se distinguía por varias características, como un hueso frontal en forma de pico y una alargada y puntiaguda cavidad sobre la mejilla. En vida, los autores estiman que tenía el tamaño de un cuervo.
 Los paleontólogos creen el Aquilops está relacionado con especies similares de Asia. Este descubrimiento, junto con los registros fósiles de otros lugares, permite a los autores reforzar la idea de que se produjo un evento migratorio intercontinental entre Asia y América del Norte durante el Cretácico inferior, hace entre 113 y 105 millones de años., de forma parecida a como pasó con los caballos y los bisontes euroasiáticos y americanos posteriormente, durante la edad glaciar.
Cabe destacar que la hipótesis de que esta familia de dinosaurios emigró de Eurasia a Norteamérica está reforzada por el hecho de que el Aquilops americanus está más cercanamente emparentado con los animales que se encontraron en eurasia que de otros animales americanos contemporáneos a este pequeño dinosaurio, por lo que la teoría de la emigración de los ceratosidos de eurasia a Norteamérica queda reforzada.