jueves, 4 de agosto de 2011

Genero penicillium

El género de hongos penicillium se trata de unos de los hongos microscópicos más extendidos del mundo y abarcan los dos tipos de alimentación que tienen los hongos (saprófitos que se alimentan de materia orgánica muerta o parásitos de plantas y animales). Este género de hongos tienen entre 100 y 150 especies de las cuales 5 de ellas destacan por ser útiles para el ser humano. Las especies penicillium chrysogenum y penicillium notatum. Son útiles porque producen penicilina de forma natural (uno de los primeros productos bactericidas utilizados para tratar infecciones) mientras las especies penicillium camemberti, penicilliun candida y penicillium roqueforti son utilizados para hacer la fermentación que produce los quesos roquefort, camembert, brie y gorgonzola.
Este tipo de hongos son anaeróbicos facultativos (se sienten en casa tanto en medios ricos en oxigeno como en medios sin él), por lo que el proceso de fermentación del cuajo de los quesos se realiza en entornos carentes de oxigeno, cálidos y húmedos. La diferencia entre la elaboración de los tipos de queso es que hay tipos a los que se les deja crecer el hongo (como los roquefort, motivo por el que toman ese color verdoso y su sabor tan fuerte) y otros a los que una vez fermentada la leche se les retira el suero y el moho (como los camembert)
Por su parte las especies que producen la penicilina son de alimentación saprófita y producen esta toxina para eliminar otras bacterias u hongos que podrían rivalizar con el hongo por el alimento o bien podrían parasitarlos. Este hecho llamó la atención de Alexander Fleming (hizo un cultivo bacteriano en el cual creció una colonia de penicilium notatum, la cual erradicó a los demás micro-organismos del cultivo). Para ser utilizada en el ser humano la penicilina ha de ser concentrada para eliminar a los micro-organismos patógenos del organismo humano.
La penicilina actúa tanto matando a los micro-organismos como inhibiendo su crecimiento y es eficaz contra una amplia gama de micro-organismos con el añadido de que solo afecta negativamente a las personas que tienen alergia a la penicilina.
Los antibióticos son  una manera eficaz de curar enfermedades, pero si se abusa de ellos, si se pone en personas que están sanas lo que pasa es o bien que el antibiótico no le haga efecto o bien que los seres patógenos supervivientes desarrollen resistencia contra estos antibióticos y el resultado sería catastrófico para el ser humano. Por otro lado hay que tener en cuenta que no todos los microorganismos son útiles para la medicina o son animales parásitos., sino que muchos alimentos que consumimos provienen de microorganismos (como el pan, el vino, los quesos, etc)