sábado, 4 de agosto de 2012

Plantas trepadoras contra la contaminación

La construcción de paredes verdes puede ayudar a recortar los índices de polución en un 30%, dicen científicos.
Investigadores británicos aseguran que más árboles y otros tipos de vegetación al nivel de la calle pueden limpiar el aire en áreas que normalmente están expuestas a altos niveles de polución.
Se ha demostrado que las plantas ayudan a remover el dióxido de nitrógeno (NO2) y material particulado (PTS) en las ciudades. Ambos son perjudiciales para la salud.
Los hallazgos aparecen en la revista Environmental Science and Technology.
Hasta ahora, todas las iniciativas en torno a la reducción de la contaminación han adoptado un enfoque de arriba hacia abajo, (como) destruir coches viejos o unir convertidores catalíticos, algunos de los cuales no han tenido el efecto deseado
Con "cañones de la calle" los científicos se refieren al efecto creado por los edificios altos que bordean una calle, que evitan que gran parte de la contaminación escape.
Estudios previos han demostrado que los espacios urbanos verdes pueden reducir la contaminación, aunque solo en aproximadamente un 5%. Este estudio sugiere que la ubicación estratégica de la vegetación en cañones urbanos puede reducir la contaminación del aire hasta en un 30%.
Las paredes verdes, que consisten en plantas que se trepan por las paredes como la hiedra, pueden actuar como filtros de la contaminación del aire